Usted está aquí:

Agricultura

Ganaderia

Churra

Castellana

Merina

Ojalada

Rasa Aragonesa

Buscar en:

General:

Inicio

Contactar

Mapa del sitio

La raza castellana es una de las ovejas más emblemáticas, siendo la segunda en importancia en Castilla y León.
En cuanto a las características, cabeza de tamaño medio, en armonía con el volumen corporal. Forma piramidal, desprovista de lana y aplanada lateralmente. Sin cuernos, aunque si suelen aparecer en la variedad negra. El cuello de longitud media, musculoso y sin pliegues. El tronco robusto y bien desarrollado, costillar arqueado, lomos anchos cruz poco marcada, la línea dorso lumbar recta.
Las mamas grandes y con buena implantación. Extremidades fuertes, de longitud media. La capa en los de tipo blanca es uniformemente blanco con algunas pintas negras. Las de capa negra se presentan con tonalidad azabache para el pelo de cobertura y del negro al rojillo para el vellón. Es característica la presencia de una peculiar mancha blanca en la nuca y otra en el extremo de la cola.
Es una raza de antiquísimos antecedentes, siendo muy apreciada para la producción de lana, imponiendo los rasgos más sobresalientes de los paños populares, de las capas y de los trajes castellanos que guardan una entera fidelidad al color pardo rojizo de la clase entrefina de vellones.se desarrollada en amplias zonas de Castilla la Vieja y zonas de Valencia y Rincón de Ademuz.
Su zona característica de pastoreo son los páramos, con pastos finos y de plantas aromáticas, predominando la rastrojera y el monte, con algunos prados, leguminosas y alfalfas.
En cuanto a la producción cárnica mayoritariamente es apreciada por los lechazos que son de una excelente calidad.
Se comercializan dos tipos de corderos que son el Lechazo y el Cordero Pascual, siendo el primero el que al mes de lactación alcanza un peso que oscila entre los 10 y 14 kg., con una canal de 5 a 6 Kg. Mientras el Pascual es aquel que entorno a los 4 meses de edad alcanza un peso en vivo de 22 a 30 kg.
En cuanto a la aptitud lechera su ordeñe para la elaboración del queso con denominación de origen Zamora, Castellano y Villalón, se produce hasta los 5 meses posteriores al parto, siendo estos de 2 cada 3 años.