Usted está aquí:

Agricultura

Ganaderia

Churra

Castellana

Merina

Ojalada

Rasa Aragonesa

Buscar en:

General:

Inicio

Contactar

Mapa del sitio

La raza ojalada es de una gran rusticidad, ya que se adapta muy bien al pastoreo en medios duros y áridos (paramos, eriales y monte bajo) aprovechando el pasto y las partes más tiernas de las matas y arbustos. Es una raza de gran actividad y una gran andadora, de gran longevidad, prolongada actividad sexual y precocidad, con una gestación entorno a 150 días.
Morfológicamente se caracteriza por una cabeza pequeña, con perfil fronto-nasal recto en las hembras y sub-convexo en machos. La capa es blanca con coloración negra en los extremos de las orejas, hocico y labios además de la parte distal de las extremidades. Se pueden encontrar manchas en la zona perineal, mama y vellón. Las mucosas son negras.
La lana entrefina cubre el tronco y cuello, llegando hasta las rodillas y corvejón (parte interior de la pierna y superior de la caña) quedando libre de lana la cabeza, el borde del cuello, axilas, bragadas (cara interna del muslo), el vientre y extremidades.
Las extremidades son fuertes y aplomadas. El tronco es largo y profundo. Las mamas bien desarrolladas y simétricas, con piel fina y desprovista de lana.
En cuanto a su explotación se hace principalmente para carne, siendo esta de una elevada calidad, y apreciada por sus lechales cuando estos están entorno los 9 y 11 kilos .La lana tiene un uso marginal y la producción lechera es nula