Usted está aquí:

Agricultura

Ganaderia

Churra

Castellana

Merina

Ojalada

Rasa Aragonesa

Buscar en:

General:

Inicio

Contactar

Mapa del sitio

La Rasa Aragonesa debe su nombre a la región en donde adquiere su máxima importancia y a la longitud de su lana.
Su explotación principal es la cárnica
.Su cabeza es de tamaño medio desprovista de lana, sin cuernos en ambos sexos, es ligeramente convexa. Las orejas de tamaño medio y horizontal. El cuello es proporcionado, sin pliegues pronunciados y con o sin mamellas. El tronco es de longitud media, su línea dorso lumbar es horizontal, grupa amplia y ligeramente inclinada. Tórax profundo, de amplitud media y vientre proporcionado.
Las mamas son globosas, simétricas de igual tamaño y desprovistas de lana. Los testículos son simétricos y de igual tamaño y desprovistos de lana. Las extremidades bien aplomadas, la piel es rosácea, flexible y sin pliegues, las zonas carentes de lana están cubiertas de pelo fino y brillante de color blanco, las mucosas claras. Su vellón es de color blanco uniforme, cubriendo hasta la nuca y en las extremidades cubiertas hasta la zona media del antebrazo, y en las posteriores no sobrepasa el corvejón pudiendo estar el vientre descubierto. El tamaño es variable dependiendo del área de explotación oscilando entre los 40-50 kg las hembras y de 50 a 80 kg los machos. Es una raza de gran rusticidad, instinto gregario y adaptación al pastoreo. El cordero que produce es conocido como ternasco, siendo muy apreciada su carne por el equilibrio entre grasa y carne dándole un sabor excelente y suave textura.